Nuestro destino

Costa Esmeralda, que debe su nombre a los matices del mar, cuenta con cerca de cuarenta kilómetros de costa y 350 kilómetros de circuitos de senderismo señalizados y es un lugar ideal para los amantes del deporte, del senderismo y del patrimonio.

Au gré du vent et au rythme des marées dont l’ampleur est spectaculaire sur le littoral, vous partagerez une expérience inoubliable avec la mer, en admirant le patrimoine architectural d’exception de nos stations balnéaires ou encore de ravissants villages de pêcheurs. A un tiro de piedra de la Costa descubrirá pintorescas aldeas con carácter encuadradas en un marco florido y verde y las orillas secretas y tranquilas del río Rance.

1

Dinard

Placer, relax, bienestar, en un entorno protegido… DINARD desvela sus encantos a lo largo del año. Paseos a orillas del mar en medio de paisajes magníficos, actividades deportivas y de ocio, animaciones, excursiones por el mar y por el río Rance, pero también los placeres sencillos de la playa y de los baños en verano, y los paseos revitalizantes cuando refresca el aire. Después de una buena caminata y con el apetito abierto, elija uno de los numerosos restaurantes o creperías existentes.

Más información
2

Saint-Briac-sur-Mer

Enormemente marcado por su pasado marítimo, Saint-Briac ha sabido combinar el encanto de un antiguo pueblo de marineros con el de una localidad turística. Este pequeño puerto, que ha visto nacer numerosos cap horniers, guarda en las estrechas callejuelas de su iglesia un testimonio arquitectónico importante de su historia relacionada con el mar. Las callejuelas adoquinadas del centro albergan casas de armadores de granito y viviendas de marineros hechas con piedras de la región. A la vuelta del callejón des Ruettes descubrirás un campanario con balaustres único en Alta Bretaña.

Más información
3

Lancieux

Pueblo turístico lleno de encanto situado en plena Costa Esmeralda, Lancieux, con sus 8 playas de arena fina, es una exquisita mezcla entre un pueblo y un centro turístico de Bretaña.

Más información
4

Saint-Lunaire

Antiguo pueblo de pescadores y profundamente marcado por su pasado marítimo, Saint-Lunaire presenta todos los encantos de localidad turística familiar. ¡Del antiguo casco urbano y sus casas de pescadores a las lujosas villas de la época de los balnearios, venga a descubrir las múltiples facetas de Saint-Lunaire!

Más información
5

Pleurtuit

La ciudad de Pleurtuit cuenta con 5 km de frente marítimo del río Rance. Gracias al GR 34 podrá conocer fácilmente unos parajes excepcionales.

Más información
6

Minihic-sur-Rance

Bordeando el río Rance, Minihic-sur-Rance conserva la huella de una tradición marítima especialmente consolidada. Pasee por las callejuelas y los senderos del pueblo y contemple las numerosas casas de los marinos o las de los capitanes con el estilo arquitectónico característico de las orillas del río Rance. La bahía de Landriais da fe de la vida del pueblo organizada en torno al mar.

Más información
7

Beaussais-sur-Mer

En la intersección de las playas de Costa Esmeralda, Beaussais-sur-Mer nació de la unión de Ploubalay, Trégon y Plessix Balisson y ocupa una ubicación privilegiada entre el mar, los estanques y los bosques.

Pequeños pueblos típicos para disfrutar de hermosos paseos en un interior boscoso, rico por su red de pequeños caminos y su construcción de antiguas casas de piedra.

Más información
8

La Richardais

Apacible ciudad situada a orillas del río Rance que vive al ritmo de las mareas regulado por la presa. La Richardais atrae a los amantes del senderismo por sus parajes naturales protegidos y su increíble quietud.

Más información
9

Trémereuc

Este municipio, enclavado entre los ríos Rance y Frémur y alzado sobre los restos de un terrón castral primitivo, posee todo el encanto del típico centro urbano bretón ubicado a unos pasos del litoral.

Más información